• Inicio
  • Venta
  • Inmunizacion de la madera
  • Secado e inmunizacion de la madera

Secado e inmunizacion de la madera

A continuación encontrara información sobre el proceso de inmunización de la madera, su secado en forma artificial, preservación, sales e inmunizantes, proceso de vacio y presión, ventajas, precauciones para el uso dentro de los espacios y recomendaciones.

Secado

Consiste en extraer el exceso de agua que hay en la madera, en nuestra planta lo hacemos en forma artificial (en cámaras de secado de aire forzado); La pérdida de agua ocasiona en la madera algunos efectos tales como rajaduras, torceduras, cambios dimensionales (contracciones) y arqueaduras entre otros. Por esta razón, al utilizar madera seca, el usuario tiene la certeza de que los problemas anteriores no se presentarán después de instalada la madera o terminada la obra. En general, el secado de la madera permite contar con una materia prima de mejor calidad, pues se tienen las siguientes ventajas:

  • Mejora las propiedades físico-mecánicas de la madera.
  • Mejora las características como aislante térmico, acústico y eléctrico.
  • Aumenta considerablemente la resistencia mecánica.
  • Se estabiliza dimensionalmente la madera.
  • Se incrementa la resistencia natural de la madera contra la pudrición, manchas ocasionadas por hongos y ataques de otros organismos biológicos.
  • Permite una mejor trabajabilidad (maquinado de la madera), dando como resultado, acabados de mayor calidad.
  • Permite la impregnación con sustancias inmunizantes, pinturas, lacas, etc. 8. Se reduce el peso de la madera, facilitando el transporte y manipulación de la misma.


Inmunización de la madera:

La madera, al igual que todos los materiales de origen biológico se constituye en alimento para algunos organismos, principalmente es atacada por tres tipos: Hongos (xilófagos y cromógenos), insectos y perforadores marinos.

La inmunización de la madera o su preservación consiste en impregnar la madera con sustancias químicas que impidan el ataque de dichos organismos, alargando así su vida útil.

Aplicamos el método a vacío-presión por el proceso Bethell o Célula Llena, el cual cumple con los propósitos de penetración y retención establecidas por las Normas Técnicas nacionales (ICONTEC) e internacionales (A.W.P.A.).

Al inmunizar con PRESION se utilizan equipos especializados para este propósito (autoclave, tanques, bombas, etc.) la mayoría de estos procedimientos garantizan la penetración total del inmunizante en la albura y los niveles de retención necesarios de acuerdo al uso de la madera.

El inmunizante:

Los productos más comunes utilizados en la inmunización de la madera a vacío-presión son: Las sales hidrosolubles C.C.A. preservante constituido por una mezcla de óxidos de cobre, cromo y arsénico, Estos productos se fijan a la pared celular de la madera, formando nuevos compuestos insolubles. La madera se torna de un color verdoso producto de la oxidación del cobre con la luz solar; permite la aplicación de lacas, pinturas, etc.

Breve proceso de inmunización de la madera por vacio-presión con sales CCA K-33

Para iniciar el proceso de inmunización de la madera con Sales hidrosolubles, se debe tener la madera preparada, es decir seca y dimensionada en su totalidad puesto que después de ser tratada, deben evitarse los cortes y perforaciones.

Seca y dimensionada, la madera se introduce en una autoclave de acero con cierre hermético, donde se crea un vacío inicial y posteriormente se introducen la solución inmunizante hasta que el cilindro esté completamente lleno. En éste momento, se empieza a aplicar presión en forma escalonada hasta alcanzar un máximo de 160 a 180 lb/pulg². Esta presión se mantiene por el tiempo necesario para que la madera retenga la cantidad de inmunizante que se desea, cuando esto se logra, se suspende la presión y se extraen la solución sobrante; posteriormente se crea otro vacío durante 30 minutos antes de sacar la madera con el fin de limpiar el excedente de solución de la superficie. Este proceso recibe el nombre de Célula llena o Bethell.
La madera sale del cilindro y luego de un breve tiempo de reposo (fijación) está lista para ser puesta en servicio.

Toda operación cuenta con un gráfico en donde automáticamente queda registrado el vacío, la presión y el tiempo empleados durante cada uno de los procesos en la inmunizacion de la madera; además, existe una plantilla de cálculo en la cual se registran todos los datos de la operación tales como: tiempo de vacío, vacío alcanzado, tiempo de presión, presión alcanzada, cantidad de inmunizante antes y después de la operación, volumen de madera, número de piezas inmunizadas, especie de madera, etc.

En cada proceso se mantiene un estricto control, tomando muestras para determinar en el laboratorio de control de calidad, la penetración y retención del inmunizante y verificar que todas las normas y especificaciones se cumplan. Todo lo anterior, nos permite asegurar que usted podrá disfrutar su madera inmunizada por muchísimos años dándole garantía escrita por veinte (20) años.